viernes, 6 de noviembre de 2015

Rivas presentó su libro "El Rumbo" en el Centro Cultural Néstor Kirchner

El socialista Rivas llamó al progresismo y a la izquierda a votar a Scioli, y cerrarle el paso a la derecha

Fotos: Viktoria Lagos

Habló en la presentación de su libro ‘El Rumbo. La izquierda en el proyecto nacional y popular.

Votar por la fórmula del Frente para la Victoria, votar por Daniel Scioli y Carlos Zannini, es no solo asegurar la dirección del proyecto nacional y popular – sostuvo el diputado socialista Jorge Rivas –, sino también cerrarle el paso a la  restauración conservadora, que nos pondría nítidamente en el camino opuesto a nuestro rumbo”.

Rivas habló anoche en el Centro Cultural Kirchner, en el marco de la presentación de su libro ‘El Rumbo. La izquierda en el proyecto nacional y popular’, de la que participaron el candidato a vicepresidente por el FPV, Carlos Zannini, el diputado Andrés ‘El cuervo’ Larroque, el secretario de Relaciones Parlamentarias, Oscar González y el periodista Eduardo Aliverti.

Fotos: Viktoria Lagos

El legislador subrayó que en una instancia electoral “en la que se juegan dramáticamente el presente y el futuro de nuestro país entre dos modelos antagónicos”, su llamado a votar por Scioli-Zannini se dirigía particularmente a “todos aquellos que son y se sienten socialistas, de izquierda, progresistas, cualquiera sea la decisión que adopten los dirigentes de sus organizaciones”.

El libro de Rivas, prologado por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y por Larroque, reúne intervenciones parlamentarias, notas de opinión, discursos partidarios y diversas exposiciones y ponencias en debates, escritas desde que el autor regresó en 2009 a su banca de diputado después del ataque callejero que lo había dejado cuadripléjico en 2007, cuando era vicejefe de Gabinete de la Nación del gobierno del entonces presidente Nésto Kirchner. En contratapa, escribe también González, quien es además periodista.

“Aunque se trata de textos muy diversos, y sobre temas diferentes – explica Rivas –, en todos ellos está presente la vocación que como militante de izquierda he tenido de aportar al proyecto nacional y popular que transformó al país en los últimos doce años”.

En su prólogo, Cristina escribe: “Este proyecto es una dirección, un rumbo, una marcha, y sería tremendamente injusta si tratara de explicarlo solo desde el peronismo”. Y concluye: “Jorge Rivas se incorporó desde el socialismo pero es parte de la cultura del encuentro entre los militantes nacionales, populares y democráticos”.

Exposición completa del diputado Rivas durante la presentación del libro: 

"En primer lugar, quiero agradecer a todos los compañeros y amigos que me acompañan en esta mesa. Particularmente, al que será nuestro vice presidente a partir del 10 de diciembre. Y por supuesto, a todos ustedes, por haber venido.

Los textos que componen el libro que estamos presentando no fueron pensados como parte de una obra cerrada. Por el contrario, son el resultado del día a día de la militancia política. Fueron escritos ya sea para defender un proyecto de ley en el recinto de Diputados, o para polemizar, o para dar a conocer una posición, entre otras numerosas posibilidades.

 Sin embargo, si recorro  los textos que integran El Rumbo, aun rápidamente, compruebo que están todos alineados por una misma vocación. La misma que ha impulsado nuestras acciones políticas en la última década. Esa vocación ha sido la de comprometernos, en tanto socialistas, con la difícil y apasionante tarea política que ha emprendido, y sostiene, el proyecto nacional, popular y democrático. Ese proyecto que se puso en marcha en 2003, con Néstor Kirchner, y que lidera hoy Cristina Fernández de Kirchner.

 Y cuando digo comprometernos  en tanto socialistas, quiero decir también, hacer el máximo esfuerzo para convocar a los demás socialistas, y a todos los militantes de la izquierda de raíz marxista del país, a sumarse a este proyecto.  Porque los destinos de nuestro país y de toda la región  se debaten en una nueva dimensión histórica. En esa dimensión, este proyecto encarna al movimiento popular, que permite reparar los daños causados por los años del capitalismo salvaje. Y empezar, así, a avanzar, paso a paso, hacia una sociedad más equitativa y más genuinamente democrática.

Creo que está a la vista, que el mundo entero marcha vertiginosamente hacia una desigualdad cada vez más terrible. Y hacia la aplicación de dosis de violencia cada vez mayores a los pueblos pobres, y a los pobres de cada pueblo. Y lo que hemos hecho, en varios países hermanos y acá mismo, en nuestro país, es levantar con esfuerzo algunos diques de contención para la desigualdad y la violencia. La inclusión social, la ampliación de derechos, la ausencia de represión a la protesta social, la sanción judicial a los terroristas de estado, son algunos de esos diques que nos distinguen en el mundo feroz de la crisis del capitalismo.

 Los militantes de izquierda sabemos, hablando con honestidad intelectual, que no estamos en condiciones de proponer una transformación radical del carácter del estado. No podemos alentar la esperanza de que desaparezcan en el corto plazo las injusticias, ni sostener un modelo cerrado y perfecto de organización social superadora. Sí podemos avanzar, como parte de un masivo y heterogéneo movimiento popular, fortaleciendo nuestro Estado, para seguir enfrentando al poder económico concentrado, en el largo y difícil camino que nos acerque paso a paso a una sociedad más justa.

Hoy, en particular, estamos a poco más de dos semanas de la segunda vuelta electoral, en la que se juegan dramáticamente el presente y el futuro de nuestro país, entre dos modelos antagónicos. Votar por la fórmula del Frente para la Victoria, votar por Daniel Scioli y Carlos Zannini, es  no solo asegurar la dirección del proyecto nacional y popular. Es, además,  cerrarle el paso a la  restauración conservadora, que nos pondría nítidamente en el camino opuesto a nuestro rumbo. Ese voto no puede ser la elección necesaria solo para el Frente para la Victoria. Debe serlo, también, para todos aquellos que son y se sienten socialistas, de izquierda, progresistas, cualquiera sea la decisión que adopten los dirigentes de sus organizaciones. Seguramente escribiría hoy algo así, si pudiera agregar una página al libro para cuya presentación nos hemos reunido.

En los medios: El ParlamentarioInfobae, La Nación, Clarín, Iprofesional, Agencia Fe, Sin Mordaza, el 6 de noviembre de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada